Los orígenes

Los orígenes de la ciudad de San Lorenzo se pierden en la bruma del tiempo. Los historiadores locales hablan de “formación” y no de “fundación” ya que no existió ceremonia de constitución, trazado de calles, ni se repartieron solares como establecían las leyes de Indias.

El poblado surgió de un movimiento espontáneo de aproximación en torno al convento franciscano que se convirtió en símbolo y síntesis de su historia.

En 1720 la Compañía de Jesús fundó una estancia denominada San Miguel del Carcarañal, cuyo casco se levantaba a la margen derecha del río Carcarañá, en jurisdicción de la actual localidad de Aldao y enfrente a Andino. Era un establecimiento ganadero dependiente del colegio La Inmaculada de Santa Fe, destinado a producir bienes para el sostenimiento de la institución de la que dependía.

Uno de los puestos de la estancia se denominaba de “San Lorenzo” y estaba emplazado en las cercanías de la desembocadura del arroyo del mismo nombre. Unos pocos ranchos constituían la población integrada por la familia del puestero y la de otros peones y reseros.

El 30 de octubre de 1768 la Orden Jesuítica fue expulsada de todos los reinos de España y de sus colonias de América, en cumplimiento de la real orden de Extrañamiento dictada por el rey Carlos III.

Debido a la destitución de los jesuitas, la tarea evangelizadora fue interrumpida. La estancia San Miguel pasó a jurisdicción de la Junta de Temporalidades de Santa Fe. En 1774 las tierras fueron subastadas públicamente, y uno de los adquirientes fue el regidor de Santa Fe don Francisco de Aldao, quien las repartió entre sus hijos.

Félix Aldao, hijo del regidor, recibió una legua cuadrada donde se levanta hoy la ciudad de San Lorenzo.

El 1° de enero de 1780, la Capilla San Miguel pasó a manos de un pequeño grupo de franciscanos que traían el propósito de convertir el lugar en centro de operaciones para su apostolado entre fieles e infieles. Entonces el lugar comenzó a llamarse “Colegio San Carlos”.

En 1790 buscaron un lugar más apto para vivir, que contara con mejores vías de comunicación. Don Félix Aldao donó una extensión de terreno a los franciscanos y a partir de ese momento comenzó la construcción.

El 6 de mayo de 1796, la comunidad franciscana fue trasladada al nuevo edificio. Por esa razón, la ordenanza municipal N° 1.052 de 1984 declaró como fecha de fundación de la ciudad de San Lorenzo el 6 de mayo de 1796.

San Lorenzo y la génesis de su denominación

No se pudo determinar con seguridad el origen de su nombre, ya que existen varias teorías, pero la más aceptada adjudica su nombre al santo español San Lorenzo Mártir.

La época de la Conquista es la época de oro de la fe española; cada descubrimiento era designado con el nombre del santo del día recordado por el calendario litúrgico o por un santo de la devoción del conquistador. San Lorenzo Mártir era un santo muy honrado por los españoles por ser uno de los más grandes ejemplos de la fe cristiana, “un santo preclaro por sus virtudes y por su fama”.