Se puso en marcha esta semana en el colegio Santa Rosa, donde estudiantes avanzados de Ingeniería Ambiental brindaron consejos sobre las prácticas que contaminan el entorno urbano y los modos de evitarlas. Además se otorgó a los chicos información sobre el acceso a los diferentes programas medioambientales que ejecuta el municipio. La campaña se replicará en los barrios.

Con una jornada en el colegio Santa Rosa de Viterbo comenzó esta semana la 2ª edición del ciclo de charlas sobre gestión de residuos y cuidado de espacios públicos que lleva adelante la Subsecretaría de Preservación de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Lorenzo. A partir de un convenio suscripto entre la administración local y la Universidad Católica Argentina (UCA), alumnos avanzados de la carrera de Ingeniería Ambiental expusieron los contenidos ante noventa chicos de 7º grado.

En compañía del intendente Leonardo Raimundo y del subsecretario Andrés Stella, los estudiantes universitarios abordaron las prácticas que contaminan el entorno urbano así como los diferentes modos de evitarlas. Luego, el primer mandatario local brindó a los chicos información sobre el acceso a los programas medioambientales que ejecuta el municipio, como el de recolección de aceite comestible, el de pilas, el Reciclón y el de separación de residuos.

“En virtud de los grandes resultados arrojados por la campaña de 2017 decidimos reeditar esta tarea de difusión y extenderla a las escuelas secundarias. Los chicos demuestran mucho interés en las temáticas abordadas y transmiten el mensaje, ya que son los mejores replicadores sociales”, expresó el intendente Raimundo, quien le explicó a los alumnos cuáles son las acciones que la Municipalidad lleva adelante en materia de medio ambiente.

La actividad de concientización y promoción se extenderá a los barrios con una campaña que comenzará a desarrollarse en las zonas adyacentes a las isletas de separación en origen.

El programa y sus beneficios

El año pasado, la Subsecretaría de Preservación de Medio Ambiente completó la colocación de 17 estaciones para la disposición de vidrio, por un lado, y papel y cartón, por otro, que se instalaron en sectores estratégicos de la ciudad.

La iniciativa se instituyó como una política sustentable de gestión de residuos tendiente a dar cumplimiento al cronograma de acciones de la Ley de Basura Cero, que se propone eliminar el desecho de residuos reciclables en los rellenos sanitarios para el año 2030. Este sistema tiene como beneficios directos el ahorro de materias primas, agua y energía, así como también la recuperación de materiales útiles.

Paralelamente el programa ordena el trabajo de los recolectores informales que extraen los materiales y le permite al municipio reducir el volumen de basura enviada al relleno sanitario de Ricardone, que le es cobrada por peso.

Además de este proyecto, la Municipalidad ejecuta el de tratamiento de aceites vegetales, el de recolección de pilas y baterías y el de reciclaje tecnológico Reciclón, cuya próxima edición se realizará en julio.