De este modo, el municipio cuenta con equipamiento propio y dejó de alquilarlo, como ocurrió históricamente. Los aparatos realizan las pruebas audiométricas, oftalmológicas y de reflejos necesarias para la obtención y la renovación del registro.

La Municipalidad de San Lorenzo adquirió dos gabinetes para la realización de los exámenes psicofísicos previos a la obtención y la renovación de las licencias de conducir. De este modo, el área cuenta con equipamiento propio y ya dejó de alquilarlo, como ha ocurrido históricamente.

Los aparatos –a cargo del plantel de profesionales con que cuenta la administración local– realizan pruebas audiométricas, oftalmológicas y de reflejos. Según se anunció desde la repartición, está prevista la incorporación de un aparato más para el año próximo.

Los equipos, que ya se encuentran en funcionamiento, fueron presentados en un acto que se desarrolló en la sala de Prensa de la Municipalidad, con la presencia del intendente Leonardo Raimundo.