Con la presencia del intendente Leonardo Raimundo se inauguró la sede propia de la Subsecretaria de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Discapacidad, ubicada en Doctor Poucel y Riccheri. El área también atiende a las personas en situación de calle, a los niños en condición de vulnerabilidad social y asegura los derechos de las personas con discapacidad.

En un acto celebrado en la noche del miércoles 8 con la presencia del intendente Leonardo Raimundo, la Municipalidad de San Lorenzo inauguró la sede propia de la Subsecretaría de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Discapacidad en Doctor Poucel 1309 (esquina Riccheri). De este modo la administración local puso en funcionamiento un espacio específico para la atención de los casos de violencia de género. Además, en breve tiempo se abrirá una línea gratuita 0-800 para la recepción de denuncias, anunciaron desde el área.

Mediante la suscripción de un convenio de comodato, Aguas Santafesinas cedió al municipio el inmueble en el que el área de Planeamiento llevó a cabo obras edilicias de acondicionamiento. Los trabajos, ejecutados con personal municipal, consistieron en la construcción de un entrepiso, dos oficinas, un sector de atención al público y un baño para discapacitados.

También se colocaron vidrios antivandálicos a los que se añadieron rejas y se hicieron nuevos revoques así como todas las instalaciones de servicios. La fachada no fue intervenida ya que el edificio fue declarado Patrimonio Histórico y Arquitectónico de la Ciudad.

Le breve ceremonia de apertura consistió en el descubrimiento de la placa alusiva y en el corte de cinta, del que participaron Raimundo; el presidente del Concejo, Gustavo Oggero; la diputada provincial, Claudia Moyano; el secretario de Participación en Salud de la provincia, Eduardo Ros; la secretaria de Desarrollo Social, Verónica Cittadini, y la subsecretaria de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Discapacidad, Mariela Chile.

Luego, Oggero destacó el programa de recuperación de espacios que ha emprendido el gobierno municipal, lo que ha posibilitado la apertura de sedes propias para las áreas de Desarrollo Social, Empleo y Turismo. “De este modo las dependencias dejan de estar en lugares transitorios, tienen un espacio adecuado a su funcionamiento y el municipio ya no paga alquileres”, puntualizó.

Raimundo, por su parte, realzó la importancia del trabajo que desempeña la Subsecretaría sobre todo en el abordaje de los casos de violencia hacia la mujer: “A esta altura del proceso civilizatorio es inadmisible cualquier tipo de maltrato o discriminación y mucho menos por cuestiones de género. En nuestra ciudad, como en toda la comunidad, existen esos problemas, pero también está la asistencia del Estado a través del trabajo de un equipo interdisciplinario que no tiene horario ni descanso”.

Además destacó la labor que se hace sobre la niñez desprotegida, así como el esfuerzo que se está realizando en materia de accesibilidad. “Todavía no somos una ciudad inclusiva; tenemos muchas barreras arquitectónicas, pero ahora, como corresponde, vamos a poner rampas de acceso en toda la avenida San Martín y lo vamos a replicar en los barrios”, anunció.

Finalmente, el primer mandatario local aseguró que el municipio iniciará las gestiones tendientes a la apertura de un refugio para mujeres maltratadas. “Hay que empezar a generar una sociedad que cultive el amor al prójimo en el sentido más simple del respeto, de la tolerancia, del reconocimiento al otro y el Estado municipal tiene que trabajar en eso, Para ello tenemos un área específica, tenemos gente con muchas ganas de hacer cosas y ahora tenemos sede propia”, concluyó.

Un área clave en materia social

La repartición interviene a partir de la recepción de denuncias que generalmente provienen de la propia víctima, de vecinos o de instituciones como el hospital, las escuelas o la policía.

Entonces, personal municipal acude al auxilio de la mujer que ha sufrido algún tipo de maltrato, a quien pone a resguardo lejos del alcance del maltratador. Además, se acompaña a la víctima a la sede policial y al Juzgado de Familia, que deberá resolver si dicta o no la orden de exclusión del hogar al victimario. “No hay protocolos fijos ya que cada caso tiene sus particularidades. Sí es una constante nuestro acompañamiento permanente a la mujer que sufre violencia de género”, expresó Mariela Chile.

Si su situación lo amerita, es derivada a alguna de las casas de amparo de la red de protección que administra el gobierno provincial. Estos espacios cuentan con una coordinadora general, psicólogos y, en algunos casos, dictan talleres de formación laboral.

“Nuestra ayuda a las mujeres no termina allí, sino que además nos encargamos de asistirlas económicamente, y si necesitan mudarse, de que consigan trabajo y de que sus chicos continúen yendo a la escuela”, añadió la funcionaria.

El área de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Discapacidad también ejecuta otras tareas de gran trascendencia social, como la atención a las personas en situación de calle y a los niños en condición de vulnerabilidad social, además del aseguramiento de los derechos de las personas con discapacidad.