El proyecto, ejecutado por la Secretaría de Salud desde 2014, apunta a prevenir la muerte súbita. Dispositivos de este tipo ya se encuentran en el Polideportivo Municipal, el Centro de Atención al Turista, el Centro Cultural, el CIC de barrio Mitre, la Secretaría de Desarrollo Social y la portería del Palacio Municipal.

La Secretaría de Salud municipal acaba de incorporar dos nuevos desfibriladores externos automáticos (DEA) que serán sumados al programa Ciudad Cardioprotegida. Dispositivos de este tipo ya se encuentran en el Polideportivo Municipal, el Centro de Atención al Turista, el Centro Cultural, el CIC de barrio Mitre, la Secretaría de Desarrollo Social y la portería del Palacio Municipal.

El proyecto, ejecutado por Secretaría de Salud desde 2014, apunta a prevenir la muerte súbita mediante la instalación de aparatos accesibles a toda la población. La manipulación de los DEA es sencilla, ya que tan sólo cuentan con dos botones: uno que orienta al rescatador a lo largo de todo el procedimiento y otro para activar la descarga eléctrica. Además, los aparatos son inteligentes ya que a partir de la detección del ritmo cardíaco indican a la persona que está brindando la asistencia cuáles son los pasos a seguir.

En este sentido, personal del área brinda periódicamente charlas de capacitación al personal de los establecimientos donde están instalados los equipos.

“Se trata de divulgar estos procedimientos para producir una multiplicación de rescatadores que sepan cómo actuar cuando una persona sufre un paro cardio respiratorio”, expresó el doctor Gustavo Oggero.