El Intendente efectuó su donación en la segunda campaña anual organizada por los alumnos de 5º 2ª de la Escuela de Enseñanza Media Nº 438. La actividad solidaria se viene llevando a cabo desde el año 2007 y ya ha sido imitada en establecimientos educativos de Fray Luis Beltrán y Ricardone.

El Intendente Leonardo Raimundo participó el viernes a la mañana de la segunda campaña anual de donación de sangre realizada por los alumnos de 5º año división 2ª de la escuela Nº 438, bajo la tutela de la profesora Liliana Canut. Además del Intendente, efectuó su donación el Concejal Gustavo Oggero.

La actividad solidaria se viene realizando desde el año 2007 y ya ha sido imitada en establecimientos educativos de Fray Luis Beltrán y Ricardone. En esta oportunidad, presenciaron la jornada alumnos bermudenses, quienes tomaron nota de las diferentes acciones constitutivas de la campaña para trasladar la iniciativa a su propio colegio.
“Esto nació en una materia que se llama EDI, donde tratamos la biotecnología y los avances de la medicina en la biotecnología. Así surgió el tema de la donación de sangre, los chicos empezaron a investigar y advirtieron la problemática de los pocos donantes en relación a la cantidad de habitantes”, relató la docente.
La empresa se propuso entonces hacer un aporte al cambio de paradigma del donante de reposición al donante voluntario, repetido y altruista, “que no es aquel que se solicita circunstancialmente en los medios, sino el que se levanta un día y va a donar al efector más cercano, sin importar para quien”.
En este sentido, Canut destacó los importantes resultados obtenidos a cinco años del inicio de la campaña: “A medida de que van pasando los años, la gente va tomando conciencia de la importancia que tiene ser donante de sangre y los chicos se van contagiando cada vez más. Hoy tuvimos la visita de alumnos de una escuela de Capitán Bermúdez y ya se ha hecho en Ricardone y Fray Luis Beltrán. Este efecto multiplicador que queríamos generar ya cumplió su cometido”.
Por su parte, Raimundo elogió la labor de la docente y estudiantes: “Este gran trabajo que hacen ha insuflado convicción y conciencia. Vamos a donar y estamos dando el apoyo institucional del municipio porque esto no es un acto solidario, es un acto de responsabilidad. Esto se debe hacer porque si no hay donación, no hay posibilidad de transfusión y puede verse interrumpida una vida”.

El proyecto -que a lo largo de estos años ha cosechado importantes respaldos oficiales a escala nacional- cuenta con el apoyo del programa provincial de donación de sangre y del servicio de hemoterapia del Hospital Granaderos a Caballo.
La sangre obtenida tiene como destino el Centro Regional de Rosario donde es analizada, fraccionada y distribuida a los hospitales que la requieran. “Tenemos pedidos donantes para los sanatorios Julio Corzo, de la Mujer y Regional. Por ello es muy importante que la gente tome conciencia de la importancia de donar sangre”, finalizó Canut.