Ante miles de personas provenientes de toda la región, San Lorenzo celebró ayer el 205° aniversario del histórico combate en el que, al mando del coronel San Martín, el regimiento de Granaderos a Caballo venció a la tropa realista. El acto, celebrado en el Campo de la Gloria, contó con la carga de caballería, lanzamientos de paracaidistas del ejército y el tradicional desfile cívico-militar, entre otras atracciones. Fue presidido por el intendente Leonardo Raimundo y el gobernador Miguel Lifschitz.

Desde las 18 h, la Banda Municipal de Música recibió con un repertorio de canciones populares al público que comenzó a poblar las gradas del predio histórico. Minutos después, el intendente Leonardo Raimundo recibió al gobernador Miguel Lifschitz, que firmó el libro de visitas y recibió en el Convento San Carlos el decreto mediante el cual fue declarado Huésped de Honor por parte del primer mandatario.

Luego las autoridades se trasladaron al Campo de la Gloria, donde colocaron coronas de laureles al pie de la llama votiva, y desde allí se dirigieron al palco oficial.

Entonces se produjo el lanzamiento de los paracaidistas del Ejército Nacional y a continuación la esperada Carga de Caballería estremeció a la muchedumbre que copó las gradas del predio histórico. Luego se leyó el parte del combate redactado por el general San Martín y se realizó un homenaje al sargento Cabral, caído en el enfrentamiento.

Al son de las bandas del Regimiento de Artillería 1 y del Regimiento de Artillería de Exploración de Montaña 5 ingresaron las tropas militares que fueron saludadas por el gobernador y el intendente

A continuación, la multitud cantó a viva voz el Himno Nacional ejecutado por la Agrupación sinfónica San Lorenzo.

Posteriormente, los granaderos ingresaron la réplica del sable corvo del Padre de la Patria que fue colocado al pie del palco oficial. El Guardián de la Parroquia San Lorenzo Mártir, Padre Juan Ángel Gaite, efectuó una invocación religiosa, se leyó la nómina de los caídos en el enfrentamiento militar y se realizó un minuto de silencio.

Al tiempo de los discursos oficiales, el intendente Leonardo Raimundo comenzó su alocución transmitiendo a los integrantes de las fuerzas armadas la solidaridad del pueblo de San Lorenzo con los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

Después el mandatario realizó una reseña histórica de los sucesos que antecedieron y sucedieron al Combate de San Lorenzo y citó a Bartolomé Mitre para realzar su importancia histórica: “Fue de gran trascendencia para la revolución. Pacificó el litoral de los ríos Paraná y Uruguay, dando seguridad a las poblaciones; mantuvo expedita la comunicación con el Entre Ríos y con el Paraguay, y, sobre todo, dio un nuevo general a sus ejércitos y a sus armas un nuevo temple”.

Además destacó los ideales éticos del General San Martín y llamó a imitar su ejemplo: “Estamos orgullosos de ese pasado, pero deseamos también que cada vez que pasemos por este lugar, este espacio nos inspire a ser a cada uno de nosotros influencia positiva y agentes de cambio de nuestra sociedad con nuestro trabajo, nuestra conducta y nuestro servicio a los demás”.

Por su parte, el gobernador Miguel Lifschitz recordó que San Lorenzo “fue nada más y nada menos que el escenario de la única batalla de San Martín en tierra argentina y el hito que marcó el inicio de la gran gesta sanmartiniana para liberar Latinoamérica”.

En otro orden, anunció la finalización de las obras de complejización del hospital y la remodelación de bulevar Urquiza, así como el inicio, este año, de la reconstrucción del Paseo de la Libertad, al pie del Campo de la Gloria, y la ejecución de la Avenida Interurbana, que unirá a San Lorenzo con Granadero Baigorria.

Tras el arrío de la bandera, sonaron los acordes de la Marcha San Lorenzo, que fue entonada por Pablo Parente, justo antes del comienzo del desfile de agrupaciones militares, gauchas e institucionales.

Además de los funcionarios mencionados, se dieron cita en el Campo de la Gloria el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Antonio Bonfatti; el ex gobernador Hermes Binner; la intendenta Mónica Fein; el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez; la diputada provincial, Claudia Moyano, ministros del gabinete provincial; secretarios del Ejecutivo municipal; el presidente del Concejo Municipal de San Lorenzo, Eduardo Ros; concejales; autoridades policiales; militares; de bomberos y prefectura; excombatientes de Malvinas, representantes de instituciones y medios de prensa.

Más homenajes e inauguraciones

Las actividades conmemorativas habían empezado el viernes a las 19 h con el desfile por la avenida San Martín de la Fanfarria Alto Perú, que ejecutó chacareras, la Dama de las camelias y la Marcha San Lorenzo, entre otras obras musicales.

Luego, a las 20 h, fue inaugurado el laboratorio de Paleontología y Arqueología “Pedro Mondoni” del Museo de Historia Regional con sede en el Complejo Museológico. En el mismo acto el establecimiento recibió importantes colecciones de las familias Argumedo y Leguizamón. Además, en el auditorio del complejo se proyectaron una serie de cuatro cortos audiovisuales turísticos que recrean los momentos previos al combate del 3 de febrero de 1813.

Ya entrado el sábado, a las 0 h, la Fanfarria Alto Perú ejecutó el Himno Nacional y la Marcha San Lorenzo en el Pórtico de la Gloria, que se vio colmado de vecinos. A las 9 h de la jornada de ayer, las autoridades locales depositaron ofrendas tanto en la urna del Convento San Carlos que contiene los restos de los granaderos caídos, como en el monumento ecuestre al General San Martín, y realizaron los tradicionales izamientos de la bandera en el pórtico, el Pino Histórico y la Plaza San Martín.

En este mismo marco fue inaugurada la bicisenda de bulevar Urquiza, que se extiende por casi tres kilómetros desde el acceso autopista hasta calle Colón.